November 16, 2022

Bonos de productividad: Todo lo que necesitas saber sobre ellos

Bonos de productividad: Todo lo que necesitas saber sobre ellos

La productividad es importante tanto para las empresas basadas en la producción como en los servicios. Los bonos de productividad ahora se utilizan en toda la escala salarial como recompensas por el desempeño y la eficiencia.

El día de hoy, te diremos todo lo que necesitas saber sobre los bonos de productividad; desde su administración hasta las ventajas de darlos. 

Productividad y eficiencia

A medida que la economía se desplazó más hacia los servicios, las medidas de productividad evolucionaron para abarcar el trabajo de profesionales y ejecutivos cuyo trabajo no da como resultado la producción de bienes tangibles o mesurables.

Aunque los bonos de productividad pueden ser buenos tanto para los empleadores como para los empleados, la productividad y la eficiencia no son lo mismo.

En un negocio de manufactura, donde es probable que los trabajadores sean elegibles para horas extras, los bonos de productividad recompensaron a aquellos que lograron más durante un turno regular. 

Pero los bonos de productividad de hoy a veces recompensan a los trabajadores por dedicar más horas, no por lograr más en la misma cantidad de tiempo.

Esquemas de bonificación

Los esquemas de bonificación por productividad son una forma crucial para que las empresas motiven a sus empleados a mejorar su desempeño, provocando un efecto dominó de aumento de las ganancias de la empresa.

Los trabajadores responden bien a los incentivos, y los esquemas de bonificación también pueden tener connotaciones positivas para el reclutamiento, ya que es más probable que atraiga a los mejores talentos. 

En ocasiones, crear un esquema de bonificación por productividad puede parecer complicado. Las empresas deben lograr el equilibrio adecuado entre recompensar a sus empleados con lo que se merecen y no llevarse a la bancarrota en el proceso. 

Recompensar a los empleados por su arduo trabajo también puede ayudarte a retener a las mejores personas para la empresa. Hay que pensar fuera de la caja, aquí una serie de pautas para administrar los bonos de productividad. 

Delinea tus metas

En términos más generales, los esquemas de incentivos tratan de impulsar la motivación y la productividad de los empleados. Pero para asegurarse de que su estructura de bonos sea sólida, debe describir los objetivos que está tratando de lograr con su plan de incentivos.

Los bonos de productividad deben basarse en una estructura orientada a objetivos para que pueda asegurarse que por el desempeño se obtenga reconocimiento. Por lo que estos objetivos deben ser alcanzables, con resultados visibles y con un límite de tiempo.

Definir sus objetivos de esta manera permite que los trabajadores los cumplan y ganen esos incentivos. Al permitir que sus empleados trabajen para alcanzar hitos definidos, tendrán más control sobre su desempeño. Esto debería convertirse en el marco básico de su plan de incentivos.

Bonos individuales o de equipo

Los bonos de productividad se pueden aplicar a trabajadores individuales, diferentes equipos o departamentos o incluso a toda la empresa. Todo depende de los objetivos que te propongas para tus incentivos.

Para trabajadores individuales, puede incentivarlos a alcanzar objetivos personales, como un objetivo de ventas. Para un equipo, pueden tener un objetivo definido que deben lograr juntos. Y para toda la empresa, es posible que desee recompensar un desempeño anual por alcanzar un objetivo establecido.

Bonos en efectivo y no en efectivo

Los bonos no siempre tienen que ser incentivos en efectivo, aunque estos son los más típicos. Pero para las pequeñas empresas que no tienen el presupuesto para incentivos financieros sustanciales, algunas alternativas sin dinero en efectivo pueden funcionar.

Estos pueden incluir cupones o tarjetas prepago, premios para empleados que reconocen un desempeño excelente (que también pueden ir acompañados de un cupón) o regalos como dispositivos electrónicos o un artículo de lujo.

Sin embargo, para empresas como las que recién comienzan, algo tan simple como un elogio verbal o una ronda de café para la oficina puede ser un gran incentivo pequeño para mostrar su aprecio por sus empleados.

Cómo diseñar tu esquema

Para mantener la consistencia de tu plan de bonos de productividad, necesita saber cómo va a funcionar. Así es como puede diseñar su plan de incentivos.

Metas

Sé claro con tus trabajadores sobre los objetivos del plan de incentivos. Describe lo que quieres lograr y cómo pueden lograr estos objetivos para que puedan trabajar hacia los bonos de productividad 

Plan

Necesitas saber cómo se implementará el esquema de incentivos. Piensa en cómo medirá el objetivo que has establecido y asegúrate de que sea justo para todos tus colaboradores y que sea una solución viable.

Tipo de incentivo

Decide el incentivo. Podría ser un esquema basado en comisiones, un bono anual, vacaciones adicionales o una gama de recompensas no financieras como cafés gratis o certificados de reconocimiento.

Costos

Reunirse con un contador y asegurarse de tener en cuenta todos los costos adicionales, es fundamental, pero hay que recordar que los esquemas de incentivos tienen el potencial de impulsar la productividad y aumentar las ganancias.

Ejecución

Una vez que el esquema está en marcha, debe monitorear cómo va; ¿Cómo vas a hacer esto? Las reuniones de registro pueden ser eficaces, al igual que el seguimiento de objetivos o una plataforma de gestión de gastos.

También debes decidir cuándo se entregarán los bonos de productividad. Podría ser periódicamente durante todo el año, al final del año fiscal o justo antes de Navidad.

Comunicación

Asegúrate de que los empleados conozcan el plan para que estén todos a bordo y entiendan cómo pueden lograr las recompensas. Este es un paso crucial que los incentivará a trabajar más duro para lograr las metas que les has propuesto.

Conclusiones

Al planificar cualquier tipo de esquema de bonos de productividad, hay que asegurarse de dedicar tiempo y planificación al diseño y la implementación. Y tener en cuenta las implicaciones fiscales y asegúrate de que sus empleados sean debidamente verificados.

Un esquema de bonos de productividad exitoso se diseñará en torno a las finanzas de una empresa y la facturación proyectada y el crecimiento futuro. Su esquema debe ser motivador, justo y recompensar a los trabajadores apropiados por todo su arduo trabajo.

Con Métricas, puedes aprovechar nuestra plataforma tecnológica para habilitar servicios financieros; o con nuestros servicios de emisión de tarjetas con licencia Visa y Mastercard, proporcionarles a tus colaboradores sus bonos de productividad en tarjetas empresariales personalizadas con la imagen de tu empresa. Acércate a nosotros, podemos ayudarte